Autoshows

Toyota LQ, un auto que se adelanta al futuro

Presenta una serie de asombrosas tecnologías.

Toyota LQ, un auto que se adelanta al futuro

Dentro de la serie de modelos conceptuales que presenta Toyota en el Auto Show de Tokio 2019, destaca este futurista prototipo denominado LQ.

Equipado con capacidades de conducción autónoma, este vehículo sobresale por el alto nivel de tecnología, basada en un importante componente

interactivo con inteligencia artificial (IA), diseñado para aprender del conductor y ofrecer una experiencia de movilidad personalizada que considera el estado emocional y el nivel de alerta del conductor.

.

Esta interacción con el conductor se logra mediante comunicación oral interactiva, funciones en el asiento diseñadas para aumentar el estado de alerta o reducir el estrés, el grado de iluminación, el aire acondicionado, las fragancias y otras interacciones hombre-máquina (HMI). Igualmente, el sistema puede seleccionar y reproducir música en función del entorno de conducción y proporcionar información en tiempo real sobre temas de interés... Un verdadero Auto Fantástico.

Además de estar equipado con una función de conducción autónoma equivalente SAE 2 Nivel 4, el Toyota LQ equipa un sistema de valet parking automatizado. Desarrollada conjuntamente con Panasonic Corporation, esta tecnología elimina la necesidad de buscar espacios de estacionamiento al conducir en forma automática hasta encontrar un lugar.

Otro elemento a destacar en este vehículo es la pantalla frontal de realidad aumentada que expande el área de visualización de información, lo que permite una conducción segura al reducir el movimiento ocular del conductor. Al tener una profundidad de 7 a 41 metros por delante del vehículo, la pantalla tiene un equivalente a 230 pulgadas.

Igual de innovadores son los asientos con funciones de alerta y relajación, así como un sistema de aire acondicionado que ayuda a mantener despierto o relajado al conductor, dependiendo de la situación de manejo. Cuando el sistema reconoce que el conductor está cansado, infla los costados del respaldo para mantener una postura erguida y dirige el aire frío desde el sistema de ventilación ubicado en el asiento.

Tras su aparición en la pasarela de Tokio, este Toyota LQ rondará las calles de la capital japonesa antes y durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.  

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos