Tecnología

Audi quiere posicionar las pantallas-tablero

Esta innovación estaría presente en los futuros modelos de la marca alemana.

Audi quiere posicionar las pantallas-tablero

Audi aprovecha el Consumer Electronics Show (CES) 2020 para presentar en EE. UU. su más reciente modelo conceptual, el AI:ME (que se lanzó en el Autoshow de Shanghai del año pasado), así como nuevas tecnologías que estarán presentes en un futuro cercano en algunos de sus modelos.

Dentro de esta serie de innovaciones tecnológicas está la pantalla de visualización de realidad mixta 3D, desarrollada junto con Samsung. Al igual que con un televisor 3D, en este dispositivo se generan dos vistas de cada imagen: un píxel para el ojo izquierdo y el píxel vecino para el ojo derecho. Para el conductor, las imágenes de la pantalla de visualización de realidad mixta 3D parecen estar flotando a una distancia de 8 a 10 metros, a través de una representación inteligente; incluso, la distancia aparente se puede incrementar para que simule más de 70 metros.

Igualmente, destaca la pantalla transparente bajo demanda (de 122 centímetros de longitud por 15 centímetros de altura), que está parcialmente incrustada en el panel de instrumentos. En este caso se ofrecen dos capas: una pantalla OLED transparente y una capa negra para generar un tono oscuro particularmente profundo; las secciones del display que no se requieren para mostrar información permanecen transparentes, por lo que dan la impresión de un panel de cristal y, por lo tanto, ofrecen una vista despejada de la vía.

Junto a este sistema de pantallas 3D, Audi también presenta en EE. UU. su prototipo AI:ME, que sobresale por su inteligencia artificial y su concepto de conducción autónoma. Sin duda lo que más destaca del modelo es que los pasajeros pueden usar el seguimiento ocular para comunicarse con el vehículo para gestionarlo de manera intuitiva.

De igual forma, el vehículo está dotado con unas gafas de realidad virtual con las que los ocupantes pueden disfrutar de un viaje digital a través de un espectacular paisaje de montaña, adaptando el contenido virtual a los movimientos del vehículo en tiempo real.

Otra de las novedades de la marca alemana es el Audi Intelligence Experience, que le permite “pensar” al automóvil por sí mismo. Esto quiere decir que el vehículo conoce a los usuarios y sus hábitos, de tal forma que utiliza funciones inteligentes combinadas con inteligencia artificial para aumentar la seguridad, el bienestar y la comodidad de los pasajeros.

Además de tener un sistema de navegación de autoaprendizaje (guarda los destinos preferidos, los relaciona con la fecha, hora y situación actualizada del tráfico, y propone las rutas sugeridas a partir de estos datos), el vehículo también realiza un análisis preciso de las funciones y las configuraciones preferidas del usuario, como la posición del asiento, los medios que utiliza, la guía de ruta, la temperatura y hasta el aroma del habitáculo.

Además de lo anterior, Audi da a conocer la nueva generación de su plataforma de infoentretenimiento modular o MIB 3, para abreviar. Su procesador principal funciona diez veces más rápido que el MIB 2; esto proporciona mejoras significativas en términos de planificación de rutas y pronósticos de tráfico, por ejemplo.

Finalmente, Audi también da a conocer las últimas innovaciones en el área de la tecnología de iluminación. En caso de que el conductor se canse, la luz especial puede proporcionar un efecto terapéutico: a través de la intensidad de la luz blanca azul y fría, la cual tiene un efecto estimulante. Este proyecto de Audi de “Iluminación centrada en el ser humano”, es ejemplo de cómo los colores claros de la luz pueden influir para apoyar la concentración e incluso la memoria de los pasajeros.

Luis Hernández recomienda