logo autocosmos Vende tu carro
Autoshows

Volkswagen Combi resucita como taxi o vehículo autónomo de entregas

Vería la luz mediante una empresa emergente desarrollada y operada por Argo AI, para el transporte de personal.

Volkswagen Combi resucita como taxi o vehículo autónomo de entregas

Todos amamos la Volkswagen Combi. Como transporte, recreación, aventura o viaje, el legendario microbús que marcó décadas y el corazón de muchos entusiastas, prepara su regreso en una faceta que le conocimos, pero que ahora tendrá visos más futuristas.

¿Cuál es la novedad?

El tiempo transcurrió muy rápido desde que Volkswagen anunciara la mayor ofensiva de vehículos eléctricos de la industria, casi cinco años para ser exactos. Desde entonces, hemos visto surgir conceptos y modelos reales encasillados en lo que hoy se conoce como familia Volkswagen ID. los cuales, paulatinamente llegan como proyectos terminados o como usualmente decimos: “de producción en serie.”

Justamente, la Volkswagen Combi, Kombi o Microbús es uno de los icónicos vehículos que la firma de Wolfsburg decidió “revivir” en la presente era de la electrificación, pero ahora con la denominación ID. Buzz y con la misión de transportar personas y hacer entregas especiales de manera totalmente autónoma en Alemania, a partir del no tan lejano 2025.

Taxi del futuro, ¿cómo operaría?

El Volkswagen ID. Buzz, que recién se presentó en el IAA Mobility de Múnich, está en la fase de pruebas dentro de un ambiente controlado, muy cerca de la mencionada ciudad. En esta etapa, el equipo de desarrolladores de la startup, Argo AI, evalúan todo el ambiente de hardware y software con los que este SUV electrificado ejecutaría las labores de transporte o entregas.

Recordemos que Argo AI es la misma empresa que actualmente colabora con Ford para realizar labores similares, pero en Estados Unidos. En 2019, ambas marcas automotrices firmaron una alianza con la mencionada empresa emergente para este proyecto, con el fin de abaratar los costos de desarrollo.

Al final de cuentas, el avance de estos desarrollos pueden significar el trampolín definitivo para estos emprendimientos; por poner un ejemplo, Volkswagen invirtió $2.600 millones de dólares en Argo AI, y esta inversión a su vez, ¡disparó el valor de la startup en $12.400 millones de dólares! Estas cifras nos hacen cuestionar, ¿en qué momento la “ayuda” al medio ambiente o la nostalgia por algún modelo icónico que regresa electrificado se convierten en un negocio de miles de millones de dólares?

Comparte tu opinión

Jonathan Miranda recomienda

Cuéntanos que opinas