Novedades

¿Cómo amamantar a tu hijo sobre un auto?

Amamantar es un acto de amor mutuo entre madre e hijo, pero necesita respetar ciertas normas para hacerlo con seguridad sobre un auto.

¿Cómo amamantar a tu hijo sobre un auto?

Amamantar, una experiencia única, un acto simple y complejo, un acto de a dos: un niño que necesita alimentarse para sobrevivir y una madre que necesita y desea ofrecer su leche. Es una experiencia maravillosa, un aprendizaje mutuo, donde el bebé y la madre se vinculan, se reconocen y se encuentran. Un dar y recibir donde mamá y niño se fusionan en un vínculo único e irremplazable.

Resulta importante que una madre que esté dando el pecho tenga ciertas precauciones a la hora de volver a manejar, ya que esta vez lo hará llevando consigo a quien es lo más importante de su vida, su bebé. Es necesario estar en estado de alerta, tratar de tener mayor consciencia de lo que sucede en el exterior en beneficio del bebé y de la madre misma.

Algunos consejos en relación con la lactancia a la hora de volver a manejar:

•           Recuerda alimentar a tu bebé antes de emprender el viaje en el auto.

•           Toma en cuenta que si tienes que manejar una larga distancia, es preciso que te detengas en alguna estación de servicio aliemntar de nuevo a tu bebé.

•           Si el viaje es corto, pero de todos modos el bebé tiene hambre, tendrías que estacionar donde puedas aliemntarlo

•           Ten siempre en cuenta la libre demanda a la hora de la lactancia, entonces, cuando tu hijo lo requiera dale de amamantar.

•           Si tu bebé se pone “fastidioso” porque tiene hambre y no lo puedes calmar mientras manejas, busca el mejor lugar para detenerte y amamantarlo.

•           Recuerda llevar en tu bolso discos absorbentes por si hay pérdida de leche. Te garantizan la higiene y mantienen la piel seca.

 

Laura KrochiK recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos