logo autocosmos Vende tu carro
Novedades

Hágale la trampa al aceite derramado

El taller moderno no se puede dar el lujo de verter aceites al sistema de alcantarillado.

Hágale la trampa al aceite derramado

 

En caso de derrame accidental, aprenda cómo tratarlo y contenerlo. La operación rutinaria de un establecimiento de servicio automotor maneja una cantidad importante de fluidos provenientes de la operación natural de los vehículos.

Nada más el motor de un auto pequeño tiene en su interior unos 2,4 litros de aceite, y por más que se tenga mucho cuidado y se sigan las reglas de manipulación y almacenamiento establecidas, en cualquier descuido puede derramarse.

Esta eventualidad genera un serio peligro de contaminación  ambiental que de no saber cómo actuar crea un complicado  escenario.

Un derrame de aceite provoca  alteración de la calidad del agua por arrastre de  los residuos, daño de la calidad de los suelos,  contaminación de las aguas subterráneas  por infiltración, empobrecimiento de la calidad  del aire en caso de generación  de incendio y riesgos inherentes a  los trabajadores por exposición a las  sustancias.

Cesvi Repuestos, el primer centro de reciclaje técnico de vehículos de Colombia, con más más de un año de operaciones, ha adquirido la experiencia suficiente para reconocer en el aceite un serio agente de contaminación ambiental.

El ciclo de tratamiento para evitar derrames es: Aceite-Elementos de recolección primaria-Zona de Almacenamiento temporal-Disposición final de residuos.

Por elementos de recolección primaria se entiende que el taller debe contar con la cantidad suficiente de elementos como bandejas, tanques de recolección, embudos o máquinas de succión, con capacidad inferior a 5 galones, dotados de asas o agarraderas.

También se debe adecuar un área de almacenamiento temporal en la que los recipientes deben estar en buenas condiciones de funcionamiento (estanqueidad, conformación, sin óxido), etiquetados y apartados de los demás residuos.

El piso de la zona debe estar impermeabilizado y el área confinada con techo con el fin de garantizar el control de los residuos todo el tiempo.

Y para la disposición final del residuo, el taller debe contratar con un gestor ambiental autorizado por el ente de control ambiental local.

Fuente: Cesvi Colombia

Fernando Díaz recomienda

Cuéntanos que opinas