logo autocosmos Vende tu carro
Autos ecológicos

Mercedes-Benz Vision EQXX, ¿el auto más avanzado del mundo?

El nuevo sedán eléctrico de Mercedes-Benz sorprende, no solo por ofrecer más de mil kilómetros de autonomía.

Mercedes-Benz Vision EQXX, ¿el auto más avanzado del mundo?

Actualmente, el Mercedes-Benz Vision EQXX es el auto eléctrico de mayor autonomía jamás fabricado, capaz de rodar más de mil kilómetros en una sola carga. No solo eso, su paquete de baterías es 50% más compacto y 30% más liviano que el del EQS. Esa fue la promesa del fabricante cuando anunció el desarrollo de este modelo.

En todo caso, el EQXX es mucho más que una batería avanzada. Los desarrollos que la marca alemana impuso en este modelo son tan importantes que marcarán un antes y un después en el futuro de la industria automotriz, logrando llevar la sustentabilidad y la eficiencia a su máximo nivel.

Potencia eléctrica sin desperdicio

Lo primero es lo primero. Como se trata de un auto eléctrico, queremos saber qué lo impulsa; en este caso hablamos de un sistema que combina el motor y la transmisión, junto con todo el sistema de gestión, el cual se desarrolló con una nueva generación de semiconductores de carburo de silicio, los mismos que llevará el Mercedes-AMG Project ONE.

Este motor ofrece una potencia cercana a los 150 kW (algo así como 200 hp), lo que no parece mucho, pero que se aprovecha al máximo. Aquí entra el equipo de Mercedes-AMG quienes colaboraron extensivamente con el departamento de investigación y desarrollo para buscar los mejores diseños, los materiales más óptimos, la mejor administración térmica y los mejores lubricantes, todo esto con un potente sistema de simulación que les permitió hacerlo lo más eficiente.

La batería, de 900 voltios, también la desarrolló dicho departamento. Se trata de un paquete que ofrece una muy alta densidad de 400 Wh/l, lo que permite extraer casi 100 kWh de potencia de esta unidad. Sin embargo, la palabra clave es la integración, porque es la mejor manera de lograr eficiencia total. Desde darse cuenta que los ánodos necesitaban más silicio o la capacidad de poder extraer energía de distintas celdas, balanceando el uso de la batería y hasta la construcción del OneBox (una caja cerrada que separa los dispositivos de gestión de la batería), todo eso es gracias a que los departamentos trabajaron en conjunto.

Estos son los detalles que distancian a este modelo del resto:

  • La batería pesa solo 495 kilos
  • La eficiencia del tren motriz es del 95%; es decir, se aprovecha casi toda la energía en mover el auto
  • El paquete de baterías de este automóvil utiliza menos de 10 kWh de energía eléctrica para viajar 100 km. Eso equivale a viajar 10 kilómetros con 1 kWh de energía eléctrica, o más simple: 100 kilómetros por litro. Es el consumo de una plancha por cinco horas.
  • La estructura de la batería cuenta con una cubierta fabricada con base en residuos de caña de azúcar (biomasa) y fibra de carbono; es decir, el mismo compuesto usado en los autos de Fórmula 1.
  • Sobre el techo se alojan 117 celdas solares que pueden agregar 25 kilómetros de autonomía, así como aligerar el consumo de energía, alimentando elementos auxiliares del auto. Este sistema lo desarrolló el Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar.

Administración térmica inteligente

El EQXX adopta un sistema llamado "refrigeración bajo demanda" el cual casi no afecta el tema aerodinámico, puesto que se desarrolló para ser lo más eficiente en cuanto a rendimiento térmico, gracias a la forma en la que se instalaron las bombas de agua y las válvulas de refrigeración.

Bajo el piso hay una placa que permite generar un flujo de aire hacia las baterías, el cual puede agregar casi 20 kilómetros extra al rango final. Cuando hace mucho calor, se activa el sistema de refrigeración activa en el frente del auto, el cual dirige el aire de manera eficiente desde las zonas con más presión y expulsa el calor por dos salidas superiores en el capó. Así mismo, un ventilador extra apoya esta tarea cuando el auto está detenido.

Lo mejor es que cuando el auto trata de enfriarse al máximo, apenas agrega 0,007 puntos al coeficiente de arrastre. 

Por otro lado, la nueva bomba de calor recupera todo el excedente térmico residual del tren motriz y también, como novedad, del aire en el ambiente. Esto permite rápidamente lograr la temperatura óptima de funcionamiento e incluso acondicionar el entorno de la cabina en climas fríos. Además, cuenta con un deshumidificador que usa la energía latente del sistema como apoyo.

Diseño y aerodinámica sin igual

En un viaje por carretera, un auto eléctrico usa casi dos terceras partes de su energía en cortar el aire, por ende, que el EQXX tenga un coeficiente de arrastre de 0,17 es tremendamente radical. Solo un pingüino es más aerodinámico que este auto; cada vez que se reduce 0,01 puntos en aerodinámica, el auto puede ganar 2,5% de rango.

Este diseño también tiene notas elegantes y que le reportan identidad al modelo, como la curvatura de la cabina, los hombros más anchos, las superficies suavizadas, el voladizo frontal corto y la larga cola, como si fuese una gota de agua. Un deflector activo se despliega en caso que sea necesario tener más carga aerodinámica, pero lo llamativo es que este sistema prácticamente desaparece en el diseño del auto y no pesa nada.

Las ruedas también apoyan la eficiencia, incluyendo rines de 20" de aluminio forjado con un diseño semitransparente y neumáticos Bridgestone Turanza Eco, que ofrecen muy baja resistencia al roce. Estas ocultan un sistema de frenos de disco de aluminio tratados con un compuesto especial que permite mantener controlados el bajo peso y la durabilidad.

Construcción

  • ​​​​​​La carrocería usa aceros martensíticos de ultra-alta resistencia, jamás usados antes por Mercedes-Benz y que ofrece una muy alta ligereza y máxima resistencia.
  • También se usan aceros con bajo CO2, los cuales provienen de la chatarra, pero que se transforman en hojas de metal usando una técnica de fundición con arcos eléctricos.
  • Las puertas se fabrican con resinas plásticas reforzadas con fibra de vidrio o fibra de carbono y refuerzos de aluminio, más rellenos de espuma poliamida para absorber impactos.
  • BIONEQXX casting: esta curiosa tecnología de fundición tiene su base en la tecnología biónica para formar la pieza más grande de todo el auto, una lámina de aluminio que forma la parte trasera del suelo de la carrocería del EQXX. El principio de este desarrollo, basado en las formas orgánicas, es utilizar el material solamente en los puntos estructurales necesarios, logrando una pieza que tiene una apariencia de red. Gracias al modelado poligonal y herramientas de animación usadas en la industria de los videojuegos y del cine, se logró un diseño perfecto y optimizado. El relleno de la red, se hizo con UBQ, un sustituto del plástico creado por una empresa emergente de Israel (UBQ Materials) creado a partir de desechos orgánicos, plásticos varios, cartón y hasta pañales. Esta fibra se imprime en 3D y se montan en esta estructura, logrando una reducción de peso de hasta un 20%, más excelentes propiedades de resistencia, impermeabilización y acústica.
  • Bionicast: se recurre a esta tecnología para hacer piezas generadas a partir de moldes estructurales basados en los principios de la naturaleza, tal como la pieza descrita anteriormente. Estas son usadas en las monturas de los limpiaparabrisas y los soportes de la suspensión delantera.

Interior inteligente, minimalista y muy ecológico

El interior resalta por su enorme pantalla digital 8K de 47,5", la cual recorre todo el tablero. De hecho "es" el tablero. Su interfaz inteligente es muy similar a la del EQS (Zero Layer), pero también cuenta con algunos importantes avances:

  • El sistema incluye una unidad computacional neuromórfica, que desarrolló BrainChip, empresa especialista en inteligencia artificial. Esto significa que el sistema tendrá un manejo energético de los recursos mucho más eficiente.
  • La interfaz del auto cuenta con gráficas de alta resolución que interactuaran con los ocupantes si se desea, a la par con un asistente virtual que puede administrar la música o brindar tips de la ruta.
  • El sistema "Hey, Mercedes" se optimizó con ayuda de expertos en síntesis vocal Sonantic para darle mejor identidad y una respuesta más emocional al asistente.
  • Hay mapas en 3D de alta resolución proporcionados por NAVIS.
  • Cuenta con iluminación con mini LEDs y 3.000 puntos locales de atenuación, con el fin de minimizar el consumo energético de la pantalla en las zonas con menos brillo.
  • El auto puede administrar la ruta con infografías completas y además sugerir estilos de manejo o apoyar el estilo de conducción, según las condiciones externas.
  • Tiene un sistema de audio envolvente, pero con menos parlantes y estos se ubican más cerca de los ocupantes.

Con respecto a lo ecológico, el auto utiliza una increíble selección de materiales biodegradables que lucen y se perciben muy lujosos:

  • Manijas fabricadas en fibra AMsilk Biosteel, un material vegano parecido a la seda.
  • Mylo, un material alternativo al cuero fabricado a partir de componentes encontrados en las setas y los hongos.
  • Deserttex, otro material alternativo al cuero fabricado a partir de fibras pulverizadas de cactus en una matriz de poliuretano.
  • Alfombras de fibra de bambú.
  • Textil fabricado a partir de fibras de plástico PET reciclable.
  • Cuero sintético Dinámica, hecho con 38% de PET reciclado.
  • Rellenos de UBQ, tal como los usados en el subchasis Bioneqxx.

Muchos de estos avances solo los veremos en los autos de producción hasta dentro de varios años, pero hay otros que se incorporarán en la próxima generación de la plataforma modular de Mercedes-Benz. En todo caso y por ahora, este modelo será una de las máximas atracciones del CES 2022 en Las Vegas, que se celebra esta semana.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas